Autora: Sofía Padilla, Software Developer de Oracle MDC.

El pasado jueves fue la primera presentación de los equipos que participarán en el Technovation Challenge 2017 en las oficinas del Centro de Desarrollo de Oracle México. La primera etapa de la reunión fue registrar a las participantes y entregar el material para la exposición. En la segunda etapa a cada equipo se le otorgó un minuto y medio para exponer su idea de proyecto. La tercera etapa consistió en la retroalimentación de ideas y realización de encuestas para el estudio de mercado de cada uno de los proyectos, al mismo tiempo que se disfrutaba de pizza.

Los proyectos pertenecen a las siguientes categorías: salud, educación, medio ambiente, erradicación de la pobreza, promoción de la paz e impulso de la igualdad. La inclinación de cada uno de los equipos por resolver los problemas que apremian a la sociedad es lo que los lleva a proponer soluciones específicas. A la reunión asistieron aproximadamente 60 personas, entre los cuales se encontraban estudiantes, mentores y padres de familia.

Definitivamente la etapa más importante fue la tercera, donde cada uno de los equipos recibió retroalimentación de sus proyectos, y de esta manera puedan enfocar esfuerzos en las áreas más deficientes y avanzar rápidamente con el desarrollo de la propuesta. En general falta aterrizar las ideas, justificar el proyecto económicamente, acotar el grupo social al que beneficiaría y organizar el trabajo que falta por hacer. Y esto no se puede lograr sin ayuda de los mentores, que guían y retroalimentan al equipo en la medida de lo posible.

Desde mi punto de vista, las niñas fueron seguras, empáticas, claras y sinceras, por lo que la objetividad en la crítica fue esencial durante la exposición de los equipos. Yo me sentí muy satisfecha viendo las niñas defender su proyecto y me hizo recordar mis vivencias en el INTEL-ISEF. Independientemente de los resultados en las siguientes etapas de la competencia, este tipo de proyectos empoderan a las mujeres, les hace ver por sí mismas, las acerca al mundo real y sobre todo, las hace proponer cambios a los problemas de su sociedad y las hace soñar con un mundo mejor.